Feliz Acción de Gracias

Ya llegó Thanksgiving. Parece mentira pero ha pasado ya un año desde mi primera incursión en esta celebración americana.

Hablando el otro día con una amiga, comentábamos cómo la Navidad, que fue siempre una celebración religiosa, con el paso del tiempo se ha convertido más en una festividad consumista. Ella me contaba que el motivo de Acción de Gracias es, y valga la redundancia, dar gracias a nuestros padres, hermanos, amigos y conocidos que están siempre ahí, a nuestro lado, dispuestos a disfrutar de las alegrías o a apoyarnos cuando más lo necesitamos; en la que no hay regalos de por medio y el único fin es pasar una noche agradable con los nuestros, disfrutando de una cena por todo lo alto. Esto me hizo reflexionar y creo que me voy a convertir, no de religión, pero si de festividad.

Así que ahí va, miles de gracias a todos los que habéis estado ahí a mi lado en este año tan especial, a mis viejas y nuevas amigas, a los ‘cansinos’ de mis padres y por supuesto a mi hermanita preferida, y deciros que me ya tenéis un trocito de corazón si es que no lo teníais ya.

Bueno y ahora dejándo las cursilerías a un lado, os adelanto cuáles serán mis aportaciones a la fantástica cena, que igual que el año pasado, Megan y Kevin están organizando. La mañana está siendo muy llevadera, whatsapp-eando entre las que asistiremos al festín e intentando dar un poco de envidia a otra amiga que no va a poder estar porque está de aventura por Australia, así que como manda el día, ¡más unidas que nunca!

Después de mucho meditar he tomado la decisión de hacer pan, pero no creáis que pan blanco de toda la vida, primero una focaccia de boniato y salvia y luego unos panecillos patata con semillas de comino.

Yo no quería hacer nada dulce, pero  me han insistido en que haga una cosa llamada s’mores y no me he podido negar.

Por cierto, no sé si os habéis dado cuenta pero aquí, las Tarts, nos estamos modernizando un poquillo y hemos puesto la opción de que compartáis los post en vuestro muro de Facebook, así que no dudéis en utilizarlo y ¡darnos publicidad gratuita!

FOCACCIA DE BONIATO

1 taza agua tibia
7 grs levadura de panadería en polvo
una pizca de azúcar
2 cdas aceite
2 cdas miel
1/2 taza pure de boniato (simplemente cuécelo y trituralo)
3 y 1/2 tazas harina de fuerza
1 cta sal

En un bol mezcla el agua con la levadura y el azúcar, disuélvelo todo bien y deja reposar unos 10 minutos para que la levadura empiece a hacer efecto. Añade el azúcar, el aceite, la miel y el pure de boniato.

Incorpora la harina y la sal, mezclando bien con las manos hasta que obtengas una masa homogénea y no pegajosa. Forma una bola, cúbrela con un poco de aceite y con un trapo de cocina y deja reposar 2 horas hasta que doble de volumen.

Divide la masa en 16 bolas, estíralas dándoles forma de salchicha de unos 20cm y forma un nudo con cada tira. Dispónlos en una bandeja de horno, píntalos con un poco de aceite y hornea unos 10-15 minutos a 180º.

PANECILLOS DE PATATA CON SEMILLAS DE COMINO (24 uds)

250 grs patata
60 grs mantequilla sin sal
1 taza leche
2 cdas azúcar
1 cta sal
7 grs levadura de panadero en polvo
3 y 3/4 taza harina
1 cta semillas de comino, ligeramente machacadas
1 cta sal gorda
1 huevo
2 ctas leche

Pon la patata en un cazo pequeño, cúbrelo con agua y ponlo a hervir, entonces reduce el fuego y deja cocer hasta que la patata esté tierna, unos 15 min. Retira el agua reservando 1/4 taza.

Mientras tanto, derrite la mantequilla, añade la leche, mezcla y reserva.

Machaca la patata con ayuda de un tenedor, añade a la mezcla de la leche y añade 1 cda de azúcar y 1/2 cta de sal.

Cuando el agua reservada de la patata esté tibia, agrega 1 cda de azúcar, 1 cta sal y la levadura. Deja reposar unos 10 min para que la levadura empiece a actuar, le aparecerán unas burbujas pero no te asustes que es normal. Añade esta mezcla a la de la patata y mezcla bien. Añade 3 1/4 tazas de harina y da vueltas con una cuchara de madera hasta obtener una masa pegajosa.

En una mesa espolvorea un poco de harina y amasa con las manos la mezcla anterior, unos 10 min, hasta que sea una masa elástica y mucho menos pegajosa. Dale forma de pelota y ponla en un bol engrasado, cúbrelo con papel de plástico y deja enfriar en la nevera durante toda la noche.

Engrasa una bandeja para horno (32*29*5cm). Mezcla las semillas con la sal gorda y reserva. Hincándole un dedo, deshincha la masa (pero no la amases), divídela en dos y enrolla cada uno en una salchicha de 30cm de largo. Cada una córtala en 12 partes iguales, dales forma de bola (24 en total). Dispónlas en la bandeja con un poco de espacio entre ellas, en 6 filas de 4. Cúbrelas con papel transparente, déjalo en un lugar templado hasta que doble de tamaño, 1 hora aproximadamente.

Bate el huevo con las 2 cdas de leche y ayudándote con un pincel pinta los panecillos. Espolvorea la mezcla de las semillas y la sal. Hornea a 180 durante unos 25 min.

Y a agradecer también los manjares.

2 comentarios en “Feliz Acción de Gracias

  1. Pues de parte de los cansinos, y dado que parece que hoy es el día de dar las gracias, ……… Os damos las gracias por el buen trato culinario que nos ofrecéis, cuando os hacemos las correspondientes visitas. Besos

    P/D: a ver si en breve probamos las nuevas “delicattesen” que habéis pulicado ultimamente.

¡Déjanos un comentario!